Hoy, Corpus Christi, deberían estar las calles engalanadas, las fachadas adornadas, los niños que han recibido su primera comunión escoltando al Señor, las Cofradías; y todo el pueblo en general, acudiendo a la cita. A la conmemoración de la Última Cena, a la Comunión con el Señor, dando gracias a Dios.

Hoy, Domingo de Corpus Christi, la Iglesia también celebra el Día de la Caridad. Este año por desgracia volvemos a celebrar esta Festividad con incertidumbre, pero con mucha más esperanza que el pasado año.

Hablando de caridad y de esperanza, solo nos falta hablar de fe. Este Domingo le pedimos al Señor que nos ayude a mantener viva la fe en los difíciles momentos, siendo generosos con los más desfavorecidos y con la idea de que dentro de unos meses, todo volverá a ser como era.

<<El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes>>. Deuteronomio 31:8.