Continuando con el plan de ayuda y colaboración allí donde podamos hacer falta, nuestra Hermandad se ha hecho acopio de una cantidad de gel hidroalcoholico, tan necesario en estos días tan difíciles que estamos pasando.
Está en nuestros Estatutos el deber y la obligación ayudar en todo momento, y más aun si cabe, en estos momentos de pandemia que estamos viviendo; todo lo que podamos hacer es poco para remediar, aunque sea pequeña la ayuda, pero seguro que por poco que sea, vendrá muy bien; nuestra Hermandad debe caracterizarse por la ayuda y la caridad como venimos realizando desde hace tiempo.

Este gel irá destinado allá donde se crea que es más necesario; en unos días solicitaremos la colaboración a través del Excmo. Ayuntamiento de Marmolejo, de Protección Civil de nuestra localidad, que tan buena labor está realizando; para hacerlo llegar a sus destinos.

La Hermandad seguirá trabajando para remediar en algo, donde y cuando nos lo soliciten.

Desde esta página os pedimos que os cuidéis, tengáis paciencia y recemos; pues pronto pasará este mal sueño con la ayuda de nuestros Titulares, Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Estrella.

 

Pasado el mes de abril, un abril del 2020 atípico, distinto y sobre todo diferente, debido a esta pandemia que nos asola y que nos tiene confinados en casa; pasó la Semana Santa y la Romería de la Virgen de la Cabeza sin celebraciones alguna tanto en el exterior como en el interior de las Iglesias, sin Culto alguno. Pero el tiempo pasa y llega el mes de mayo, mes de María por excelencia, recemos y oremos a Ella durante este mes y pidamos por los que ya no están entre nosotros, los enfermos, sus cuidadores y por todos, para que esta terrible pandemia acabe pronto.

El próximo Domingo 17, nuestra Hermandad celebraría la visita de nuestra Madre, en nuestra Casa de Hermandad, por ello dedicaremos nuestras oraciones, plegarias y un rosario a todas aquellas personas víctimas de esta terrible enfermedad y también por nuestros hermanos y hermanas, que sigamos luchando para salir pronto de este confinamiento. Madre mía de la Estrella, ruega por nosotros.

“Cuando se cumplió el tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer….” (Gálatas 4,4-5).

La Hermandad quiere en este primer Domingo de Mayo (IV Domingo de Pascua y Domingo del Buen Pastor), felicitar a todas las madres, que como la Virgen María, nos dieron la vida; así como, acordarnos de las que ya no se encuentran entre nosotros y disfrutan del banquete junto al Padre; teniéndolas en nuestro recuerdo. Os deseamos un FELIZ DÍA DE LA MADRE… Que Dios os bendiga siempre y os dé salud.

Foto: Petit Julen

 

La Hermandad, a través de su Vocalía de Caridad, y dentro de la situación en la que aun nos encontramos inmersos, como consecuencia del Estado de Alarma decretado por las Autoridades; ha comenzado una campaña, consistente en llamar a los hermanos de la Hermandad de mayor edad; con el objetivo de saber de su situación, el estado en el que se encuentran, así como el de sus familiares; y ofrecerles, dentro de nuestras posibilidades, nuestra ayuda.

Informaros que hemos iniciado las primeras llamadas, y éstas continuaran de forma paulatinamente, a medida que se vayan recabando los datos suficientes; ya que se trata de una tarea un poco laboriosa, al tener que localizar los contactos de los hermanos.

Durante las primeras llamadas efectuadas, hemos recibido el agradecimiento por parte de los hermanos, e invitándonos a continuar con dicha labor; y de esta forma, aportar nuestra pequeña ayuda.

 

En la tarde de ayer, hemos recibido la grata noticia a través de un comunicado oficial del Vicario General del Obispado de Jaén, D. Francisco Juan Martínez Rojas, de mano de nuestro Párroco y Capellán, D. Miguel Angel Jurado; donde entre otras noticias, se nos informaba que ante las dificultades sobrevenidas a las Cofradías y Hermandades, Agrupaciones Arciprestales y Uniones Locales de la Diócesis por las limitaciones del actual Estado de Alarma provocado por la crisis del COVID-19, se decretaba la PRÓRROGA POR UN AÑO DE LOS HERMANOS MAYORES DE FIESTA cuyas funciones se ven imposibilitadas por la citadas limitaciones.

Tras ponernos en contacto con el Hermano Mayor para darle a conocer la noticia, de inmediato se congratulaba con la misma, mostrando su alegría y el gozo que esto le suponía a pesar de las circunstancias por las que atravesamos, comunicándonos que personalmente se encontraba esperanzado en que esta decisión pudiera llegar en algún momento.

Nuestro Hermano Mayor nos envía a todos los hermanos y devotos un fraternal saludo y eleva sus oraciones a nuestros Titulares, por todos los enfermos, por todas las personas que han perdido a sus seres queridos y para que todo pase lo antes posible, pudiendo así estar más cerca de ellos.

Por último, la Junta de Gobierno de la Hermandad, nos alegramos y agradecemos la acertada decisión del Señor Vicario y enviamos nuestro apoyo y cariño a nuestro Hermano Mayor y a toda su familia, uniéndonos a él en sus oraciones por dichas intenciones.